31 dic. 2008

postheadericon Frecuentemente...

.
Perdón.
A veces me pierdo.
.
23 dic. 2008

postheadericon Tortícolis

Qué día genial
Qué buen verano
Quiero cantar para guardarlo
No es que haya sido tranquilo
Tampoco fue una guerra
Pero sirvió para ver donde estoy
Y lo que cuesta

No. Mejor ni te cuento las cosas que pensaba mientras escuchaba cantar a este señor, sentada de costado en una silla del Nacional. Porque no. Mejor no. Tan compenetrada estaba yo con mis divagues que hasta me preguntaron si me había quedado dormida.

Elijo atribuirle todo el quilombo interno a la época del año, al calor sofocante y a este problema terrible de pensar mucho.

Hay momentos en que uno no puede hacer otra cosa que mirarse el ombligo, aunque el precio sea que siempre te duela el cuello.
28 nov. 2008

postheadericon No tengo títulos para todo

Si algo pueden escarbarme es el alma.

La cabeza está revolucionada hace rato. Y no sabés lo que es vivir con tanto lio debajo del pelo. Mi mente me dice constantemente: - Ay, no sabes que divertido es esto! Es como un caballito que no para y papán papán papán papán papán, no para, NO PARA!
Yo a veces le pido otra cosa que necesito para seguir viviendo y ella, despreocupada, me contesta: - Paz? Me estás jodiendo? Acá no hay de eso!

Yo soy muy amarreta con mi mente. La quiero y valoro más que a ningún otro pedazo de mi ser. Y no Señor, no la presto, no la lijo, no permito ocupar espacios que yo no revisé previamente que eran inofensivos.

Soy atrevida con mi alma siempre y con mi cuerpo muchas veces. A mi mente la cuido y la protejo, porque, a decir verdad, es lo más valioso que tengo.
Además de mi culo, claro.
17 nov. 2008

postheadericon Por eso (mejor no) hablo.

¿Y qué deseaba yo?
Deseaba un silencio perfecto.
Por eso hablo.
A.P.


Me estrello duramente contra las cosas más blandas y acolchonadas. Porque la velocidad, el arrojo y la angustia mandan.

Vos hacé la tuya. Yo sigo sin rumbo, mientras cuento las horas que faltan para llegar a los lugares a los que no quiero ir. Para volver a la tierra que añoro aunque nunca hubo para mí allá felicidad. Para probar por primera vez las substancias que ya sé que no me gustan. Para enamorarme de emociones que detesto. Para ver dónde no hay luz. Para descreer de lo confiable. Para rascarme lo que no me pica.
En fin, para acariciar el descontento.

Paz.
Sólo pido eso. Aunque sé que de ninguna manera será suficiente.
11 nov. 2008

postheadericon Todos chotos

No busco tranquilidades si el cuerpo me pide trinos.


Vos, vos y vos. Patada en la canilla, patada en los huevos, piquete de ojos. Es un sorteo. A ver qué le toca a cada uno!

Veo claramente que los hombres de mi vida me atrofian el cerebro.

Quiero que vuelva mi abuelo y me haga reír un rato.
7 nov. 2008

postheadericon Ñam!

Viste eso de “desayunar como reina, almorzar como princesa y cenar como pobre”?
Bueno, yo desayuno como pajarito, almuerzo como perro sin dueño y ceno como chancha (limpia, porque no paso de los 45 k).

Algo malo tiene que salir de esto…
24 oct. 2008

postheadericon Descargo


En mi casa hinojo se dice finucho y el muslo del pollo se dice encuentro.

Entendelo, no es mi culpa. De una familia de gente jodida y complicada no podría salir otra cosa que esto (yo).
10 oct. 2008

postheadericon Psicología Barata


Expuesta a todas las perdiciones, ella
canta junto a una niña extraviada que es ella:
su amuleto de la buena suerte. Y a pesar de la
niebla verde en los labios y del frío gris en los
ojos, su voz corroe la distancia que se abre entre
la sed y la mano que busca el vaso.
Ella canta.
A.P.

Imaginate que ayer mientras buscabas en tu ropero qué ponerte te diste cuenta que indudablemente necesitabas un jean. Decidís ir al Unicenter después de nuestra consulta porque sabes que sólo ahí podes encontrar el pantalón de la marca que te gusta, que te calza, que te hace sentir bien, bah! Únicamente ese te va a satisfacer, así de simple.

Hoy, cuando estamos juntas, después de hablar de todas tus locuras. Me miras a los ojos.
- Cuando salga de acá me tomo el 71 y me voy para el Unicenter. Me voy a comprar un pantalón.
- Ah, muy bien, y cómo querés que sea tu pantalón? -te pregunto.
- De tiro medio, ajustado en la cola y muy ancho en las piernas. - me decís con seguridad.
- Y cómo te diste cuenta que eso es lo que querés? - trato de indagar, no porque no te crea, simplemente en eso consiste mi profesión.
- Analicé mi placard, pensé en los pantalones que tuve: los que me gustaban pero nunca me ponía por incómodos, los que me compré porque se usaban pero me quedaban mal, los que me apretaban tanto que dolía, los que eran tan sueltos que me hacían sentir desnuda. Hice un balance, o ponele que hice un FODA de cada modelo de pantalón. El que elegí me va a quedar bien con todo. Es elegante, cómodo y sentador. Justo lo que necesito.- declarás con entusiasmo.

Te creo, cómo podría no hacerlo? Rodeas las ideas, las manipulas, las desmembrás. Siempre me encuentro ante dos opciones después de tu cháchara. Te creo ciegamente o no tengo la más puta idea de lo que decís. Hoy, definitivamente me inclino por la primera opción. Soy una profesional pero me encariño rápidamente con mis pacientes.

Lamentablemente vas a salir de mi consultorio y en vez de tomarte el 71 que va para Panamericana, te vas a tomar el 71 que va para Capital. Te vas a bajar en Ugarte y te vas a comprar dos remeras fucsias y una negra. Nunca vas a ir a buscar el jean. Vas a mirar tus nuevas adquisiciones todas los días en algún estante de tu ropero, quizás de vez en cuando te las pruebes, sólo para comprobar que no van con vos. Vas a lamentarte de a ratos, a llorar un momentito sola. Cuando alguien te pregunte por qué no te las pones nunca, vas a mentir que las usas siempre para salir.

El placar* es como tu vida. Sabes lo que querés, lo que te hace bien, lo que te complace. Pero siempre tomás el 71 equivocado y vas en dirección contraria.

*Hubiera jurado que es placard, pero la Rae dice otra cosa.

6 oct. 2008

postheadericon Nunca antes sufrí tanto en el cine.

Todavía no entiendo cómo es que REC no tiene una advertencia para cardíacos.
.
29 sep. 2008

postheadericon Otra vez sopa...

Estoy casi segura. Fue el mismo hijo de puta que intentó sustraerle el celular a ojitos. Porque fue a pasitos de su pocilga y porque algo de bueno tiene que tener la historia. Como mínimo la aventura de ser atacadas por el mismo energúmeno. Es tanto más interesante.
Claramente existen dos diferencias:
A mí si logró robarme el celular.
Yo adoraba mi bicho.

Ah, además estoy triste porque murió el hombre más hermoso del mundo.
24 sep. 2008

postheadericon How did I get SO SO SO cute?


"-En mi mundo cuando se corre, se cambia de lugar
-explica Alicia, a lo cual la reina exclama:
-¡Vuestro país es muy lento!
Aquí, como ves,
hay que correr lo más rápido posible
para permanecer en el mismo lugar."
Alicia a través del Espejo


Me pregunto cómo será vivir sin esto en medio de la garganta. Sin el vértigo del amor, la angustia, las pesadillas, la nostalgia de todos los pasados, de todos los presentes posibles.
Y no me contesto, porque no existe la más mínima posibilidad de que eso pase.
Porque soy esto.
Porque no puedo escapar.
Porque estoy tan cómoda, encantada y (pero) arrepentida en mi piel.
27 ago. 2008

postheadericon Para que sepas que no estoy de acuerdo

.

Y sin embargo...


1 ago. 2008

postheadericon Malament



Las chicas de mi barrio llevan
El sol en la cintura
Nos hizo quemaduras
Aquella libertad
Los chicos de la esquina me preguntan
Si yo camino sola
Si necesito ayuda
O si soy nueva en la ciudad
Y yo sigo a mi bola



Cada uno tiene su característica vergonzosa. En mi caso es una tontería, algo que no es difícil de remediar, pero que ya es parte de mí. No se andar en bicicleta. Así de simple. Nunca aprendí.

Recuerdo bien a mi padre, tratando de convencerme, en una plaza repleta de niños en dos ruedas. “Todos saben andar, sos la única boluda que no está andando en bicicleta”, me decía, con su siempre dulce pedagogía.

Sin embargo, los dos sabíamos que esa era la peor manera de persuadirme. Nunca quise hacer lo que hacían los otros. Es curioso, toda mi niñez me esforcé en diferenciarme, me creía tan especial, qué pelotuda. Cuando en mi adolescencia me aburrí de no encajar, me dediqué a ajustarme, a mezclarme, a pertenecer. Cuando estaba en la secundaria trataba de esconderlo, pero tarde o temprano alguien se enteraba de mi incapacidad y ahí empezaban las burlas. Lamentablemente, en mis treinta he vuelto a los orígenes. Soy especial y pelotuda.

Vivo a una cuadra del mar, en una casa de ambientes amplios, de maderas oscuras, de puertas amarillas. De fríos intensos, de humedad sin tregua, de caca de gato en la entrada.

Vivir tan cerca de la playa es encantador, los atardeceres son majestuosos y desde mi balcón no veo otros edificios, sólo me rodean horizontes de sal. Claro, eso es en verano. Porque en invierno, cuando tomo el bus sobre el Passeig Maritim a las 7 de mañana para ir a trabajar, me congelo hasta los dedos chiquitos de los pies. En esos momentos odio la playa, el mar, la arena y el puto momento en que se me ocurrió vivir a miles de kilómetros de mi patria.

Cuando vuelvo del curro es otra cosa, el sol de las 5 de la tarde me calienta la espalda mientras cae sobre la montaña que se levanta detrás de Port Ginesta. La vida es hermosa de nuevo y me siento orgullosa de haber tenido el valor de dejarlo todo para vivir rodeada de Catalanes y acurrucada por mi familia de dos integrantes.

Esta mañana me despierto tarde, como siempre. Son las 6:49 y el bus pasa por mi parada a las 7:05. Tengo 16 minutos para estar ahí. Hago pis. Me lavo la cara y los dientes. 6:53. Me visto. 6:57. Un poco de perfume. Me miro en el espejo. Llego a pintarme un poco? No, no llego. Qué ojeras mamita! 6:59. Agarro un actimel de la heladera, lo tiro adentro de la cartera. Dónde están las llaves? 7:02. Salgo, cierro la puerta del departamento, después la de la comunidad. 7:04. Desde la esquina veo al L94 a una cuadra de la parada. Corro desesperada, cruzo la calle sin mirar, total a esta hora no pasa nadie. Y Pum! Un golpe terrible viene desde la izquierda. Siento que me precipito hacia la derecha pero antes de caer unos brazos me atrapan tan bruscamente que creo que hubiera sido mejor la caída. Quien me tiene abrazada me reta en catalán. “Malament, petita, malament”, me dice creyendo que entiendo algo. Fantaseo que me dice algo como: “Ah no, querida! Así vamos mal, te veo poca vida!”

Aturdida como estoy, miro a mi izquierda y entonces lo veo. Un viejo en bicicleta. Como puedo me separo de mi salvador. “Perdón, pierdo el bus”, le digo. Por su cara sospecho que él tampoco me entiende.

Ya calentita en el primer asiento después de la puerta de salida del bus, me saco el tapado, me miro el brazo que me arde terriblemente y descubro las marcas de las manos de mi salvador. También me duele el tobillo y debajo de las costillas. Una señora me mira preocupada. “Estoy bien, no pasó nada”, le digo. Pero miento, estoy a punto de llorar. Me doy cuenta que todos los pasajeros vieron ese accidente ridículo y me muero de vergüenza.

Eso no es nada, me imagino la burla de mi papá: "Es el colmo de la boluda, que la atropelle una bicicleta!"


Enero 2006.
10 jul. 2008

postheadericon Acerca de lo jodida que estoy


-¿Quieres decirme, por favor, qué camino debo tomar para salir de aquí?- preguntó Alicia.
-Eso depende mucho de a dónde quieres ir - respondió el Gato.
-Poco me preocupa a dónde ir - dijo Alicia.
-Entonces, poco importa el camino que tomes - replicó el Gato.

Escucho…
- Lo importante es:
1. Saber lo que querés.
2. Hacer lo necesario para obtenerlo.
3. Darse por vencido a tiempo.

Acá es cuando yo me doy cuenta de lo jodida que estoy.
Nunca estoy segura de lo que quiero. Ahora bien, ese no es el mayor problema: si pudiera averiguarlo, si por un momento dejara las dudas de lado, el punto dos sería fácil para mí. Hasta ahí vamos más o menos bien. Pero sería una cantamañanas si no confesara, finalmente, que el punto tres es impracticable para esta muchacha.

Y para quién no?
25 jun. 2008

postheadericon 32

Acá les dejo un post sin revisar, sin adornos, sin frases inteligentes.
Puro corazón.
No es lo que acostumbro, no es lo que me gusta.
Perdón.


A medida que pasan los años uno se pone más tiquismitis. Por supuesto que yo soy una hinchapelotas profesional y no necesito del paso del tiempo para perfeccionarme en ese área. Tan susceptible! Por eso es bueno que alguien te recuerde cuales son las reglas y quién sos vos al final del día.

Resulta que en un mail y en tono de sorna me referí a mi cumpleaños diciendo que festejaba 21. Supongo que no resultó muy gracioso porque no recibí muchos comentarios al respecto.

- 21? Dejate de joder!
- 21 de experiencia, guacha!

El comentario revelador, el único, el importante, vino de la mano del Capitán. Entró a mi cuarto a la 1 de la mañana y me dijo: - No la pifiaste tanto con los 21, hace 21 años tuviste el accidente. Sos esta que sos hoy desde los 11 años.

Hace 21 años vivía en una casa del barrio de flores con persianas eléctricas. Si había algo que sobraba en esta casa eran los espejos. No había forma de caminar 3 pasos y no encontrarse con uno.

Hace 21 años iba a una escuela pública y un día antes de cumplir los 11 años fui distinta para siempre. Tres operaciones, 6 meses de escuela domiciliaria, mucho mimo, dolor, paciencia, preguntas, miedo. Vergüenza, semanas sin mirarme al espejo.

Hace 21 años mi hermano se comunicaba con algún programa de tele y pedía que le mandaran saludos a su hermanita que estaba internada.

Hace 21 años preguntaba por qué a mí. Me quejaba y lloraba sin parar hasta que el Capitán se sentó a los pies de mi cama y me explicó que la vida era eso, que Dios era justo, que a veces te daba y otras te quitaba. Que mucha gente sufría más que yo. Pero cómo hacerle entender algo tan simple a una nena caprichosa?

- MPB (la nena responsable del accidente) perdió a su papá. Vos qué preferís, tenerme acá sentado al lado tuyo consolándote o estar libre de accidentes? Estás dispuesta a cambiarme a mí por tu ojo? - dijo mi padre con la delicadeza que lo caracteriza.

Mi papá (aquí El Capitán) me enseñó ese día que no hay alternativa. El camino es siempre hacia adelante y cuesta arriba. En mi familia la gente grita mucho, se mira al espejo muy seguido y mantiene eternamente la cabeza en alto. En mi familia, simplemente, no está permitido dejar de luchar.

Eso lo aprendí yo hace 21 años.

Feliz cumpleaños a mí.
4 jun. 2008

postheadericon Yo pregunto...

29 may. 2008

postheadericon Último momento u Otra vez sopa, mami!

Qué querés que te diga?
12 may. 2008

postheadericon Porque entre el lunes y el martes...


Porque en cuanto me descuido,
me atropella algún recuerdo en el pasillo.
Por los dedos juguetones del destino...


Quiero manifestar mi disconformidad. Y lo hago. Eso nunca es un problema.
Quiero lo que quiero. Y en este caso no es un capricho. Soy absolutamente merecedora de lo que pido.
Quiero cosas que no obtengo. Me duele, me cansa, me oprime.


Me fatigo o me frustro?
Ojalá pudiera determinarlo.
30 abr. 2008

postheadericon Panza llena, corazón contento

... o el arte de comprar boludeces.

Cuando llegas, sabés con la certeza que te da conocer desde siempre a la nena caprichosa que sos, que no te vas a ir hasta encontrar los muñequitos que cambian de humor cuando les apretás la panza. Sorprendentemente los encontrás de inmediato. Agregás unos percheros de colores que no sirven para nada. Apenas pasaron 10 minutos desde que pisaste Arribeños y ya tenés lo que buscabas. Fantástico. El resto del tiempo lo dedicás a comprar golosinas chinas. Seleccionás las que tienen packaging más atractivo. Cualquiera puede darse cuenta que son las que dañan más severamente el hígado. No te importa.

Días después, abrís el paquete de galletitas rellenas con jugo de chocolate que vas a acompañar con un té de vainilla. Crees fervientemente que si pudieras leer chino, el cuadrito de los valores nutricionales te revelaría que tienen alguna extraña sustancia que causa felicidad. Así lo querés creer.

Sólo resta buscar una mente creativa que te explique qué pasa en la historieta.



-
-
23 abr. 2008

postheadericon Shhh! no se lo digas a nadie

... y viceversa.


Le hago creer que lo desafío, que lo seduzco, que lo tengo en mis manos, que soy inteligente y que mido cada uno de mis pasos.
Cuando, en realidad, lo único que hago es dejar que él me devore.

Ah... ya se: calladita estoy más guapa.


18 abr. 2008

postheadericon Tiquismitis


Nada alcanza. Pocas cosas salen como una quisiera.
Muchas respuestas no son las que una esperaría. Otras ni siquiera son respuestas. Eso es tibieza. A quién le gusta el mate tibio?


Por ahora no intento dar luz a ninguna cuestión. Sólo quiero enfocarme en lo que me alegra, vestirme de marinerita, por ejemplo.

Lo malo:
I have daddy issues.

Lo bueno:
I'm not ashamed.

Lo extraordinario…
Ayer corría mi sobrino por la casa. Es ley, cuando Ce-ces sonríe todo es un poco más liviano.
.
17 mar. 2008

postheadericon Ponele vos el título

La culpa es un invento muy poco generoso,
Y el tiempo tremendo invento sabandija,
Será que será suficiente con que uno elija,
Porque si no la buena fortuna pasa de largo.



Se ubica en el último asiento individual. Tiene que inclinar la cabeza más de lo normal para mirar hacia la calle a través de la ventanilla. La visión del lado izquierdo no es su fuerte.

Se larga a llorar inescrupulosamente en medio del transporte público, porque se acuerda que una vez hace varios años, después de una tarde triste, un psicólogo le dijo:
- Usted está en carne viva, se le nota en la cara
Y recuerda que pensó que jamás la habían leído como a un libro. Inmediatamente se dio cuenta que a ese hombre si le podía confesar todo, pero no le dijo nada y nunca más volvió.

Deja de llorar y sonríe feliz. Le importa un carajo que el resto de los pasajeros piense que está loca de remate.

Porque en el fondo lo está (triste, feliz y loca).
.
4 mar. 2008

postheadericon Sigo teniendo problemas con los títulos...


Hoy, Sr. Lector, le acerco una inquietud. Notó usted que muchos hombres presentan una serie de estrías en esa parte imprecisa entre la espalda y los cachetes de la cola.

Yo me pregunto: ¿No es eso cosa de señoritas? ¿Tienen planeado, Señores, usurpar también la celulitis, la depilación y el pantalón de montar?

Fuentes no demasiado serias afirman que cuando los muchachos pegan el estirón, la piel se expande violentamente (?) y suelen quedar estas lesiones en la piel. Pero, seamos realistas, tan rápido crecés que no tenés tiempo de untarte una cremita con vitamina E? Alguien tiene una explicación más certera? Y más loca? Porque esas también me gustan!

La teoría del crecimiento veloz es una buena opción aunque a mí no me cierre. Porque, claro, yo soy nena y además nunca crecí. Mantengo la misma altura desde los 9 años.
28 feb. 2008

postheadericon Anti moda

Detesto a la gente que sigue todas las modas como perro andaluz, pero nada es más insoportable que un perturbado que no sigue ninguna.

¿Me estás diciendo que no usas amarillo esta temporada aunque más no sea en mínimas dosis? ¿Es decir que no te resulta encantadora la colección (Aquí es cuando lo hombres pierden el interés en el post. No se vayan, manga de inadaptados, también hay para ustedes!) de Stella McCartney de Adidas y las tangas con dibujitos de Oysho no te parecen simplemente perfectas?

¿Pretendés que yo comprenda y acepte que no te gusta Sony, que no ves las repeticiones de Friends, que no te sentís identificado con el neurótico George Constanza, que no le darías a la rubiecita de Heroes, que no te casarías sin dudarlo un minuto con el recalcitrante Gregory House? ¿No te pegás ansioso a la tele en el primer capítulo de cada spin off que se estrena, esperando que pueda ser tan exitosa como Frasier después de Cheers (No, queridos míos, no tengo 15 años, pues asesínenme)?

¿De verdad no estás dispuesto a probar Curry saltado de frutos de mar o alguna otra deliciosa comida étnica o Thai?

¿Te sobra el dinero pero aún así preferís la confección de los locales de Once (y no hablo de Corrientes o Paso, ahí yo también puedo encontrar ropa increíble y que todos piensen que tengo un ropero Palermitano) a Levis o Bensimon?

¿Cómo es posible que no mueras por un muñequito de vinilo en un rincón privilegiado de tu living?

¿Acaso hay alguien que no se enganche un mínimo de 10 minutos cuando en medio del zapping se encuentra con un partido de un tenista argentino?

¿Te resistís a leer al escritor de moda sólo porque eso te hace menos especial?

¿O sea que no seguís ni siquiera alguna tendencia tecnológica?

Cualquiera de estas “renuncias” por separado es, a mi juicio, absolutamente respetable. Pero cuando no adoptas ninguna moda, cuando te esforzás por no encajar en ningún placer del momento, te convertís para mí en un idiota consumado.



En lo que mi respecta, fui la primera en tomar mi White Chocolate Mocha Frappuccino en el local de Starbucks del Alto Palermo y confío en que algún día un inversor iluminado traiga Ikea a la Argentina.
.
15 feb. 2008

postheadericon Habló el Capitán

Ay princesa! ya pasó el tiempo
y esto y más ocurrió ayer
ahora que se os ha ido el sueño
dí, os olvidasteis bien.
Ahora que él os ha olvidado
di porque pensáis en él.

No hago más que comprobar que todos mis problemas psicológicos son culpa de él. Sin embargo, mi terapeuta sostiene lo contrario (pero… claro, ella qué sabe?).

Mi madre: -Me gusta este chico, es muy tranquilo.
Mi padre: -Obvio, sólo hay dos formas de aguantar a la perturbada de tu hija. O es tranquilo y tiene huevos de acero o toma un par de alplax todas las mañanas.

Mi hermano: - Los ex de Mínima son todos un poco anormales.
Mi padre: - Claro, andan con tu hermana, qué pretendés?
9 feb. 2008

postheadericon Mejor no pregunten...

Prefiero dejarlos con la intriga o con la loca fantasía de un acosador anónimo. La historia verdadera es mucho más simple y aburrida.

Visto y considerando que este es mi blog número 3, declararé a viva voz: La tercera es la vencida, carajo!

Gracias a los bloggers que me siguen cual perro fiel. Como siempre, les doy la bienvenida a mi nueva casa y los invito a sentarse. Sólo hay tequila, limón y sal, porque este blog no es para debiluchos ni abstemios.

También tengo un poco de Ron y coca en la heladera.
No, no es Coca light. Y no, no es negociable.



PD: Ahora soy Mínima (me guardan el secreto?). La misma sopa con cabellos de angel, en vez de dedalitos.
28 ene. 2008

postheadericon Y todo eso dónde está?

Hubo un tiempo en el que toda yo era fuerte y dura.
Corrijo: Hubo un tiempo en el que toda yo fingía ser fuerte y dura.


Enmiendo: Hubo un tiempo en el que toda yo era fuerte y dura, impenetrable e indiferente.
Era así. ¿Para qué fingir que fingía?
.
23 ene. 2008

postheadericon Cajas de cartón amontonadas en la entrada...



Mis últimas tres mudanzas (en 4 años) fueron traumáticas y felices en partes iguales. La primera hacia una casa más chica y más chota (a quién quiero engañar?), pero con el entusiasmo por el cambio. La segunda a un lugar repleto de oportunidades, con la cabeza llena de expectativas y el corazón en la mano, pero dejando atrás la patria. La tercera en pleno retorno a mi tierra con una mano atrás y otra adelante, tapada de remordimientos, pero deseosa de volver a mis afectos.

Hoy me mudo nuevamente y no puedo dejar de pensar en el cliché de mirar atrás un segundo antes de cerrar la puerta por última vez. Y las identifico perfectamente, hasta las podría dibujar ahora mismo. La puerta de hierro con una campana en vez de timbre. La puerta angosta de vidrio. La puerta amarilla con San Benito en el umbral.

Como es costumbre, me encuentro con infinidad de fotos, recuerdos, papeles y porquerías que no termino de decidir si atesorar o prender fuego. Alguna vez leí una reflexión que decía algo parecido a esto: No sabemos si tiramos algo porque ya no es significativo para nosotros o si, por el contrario, somos ese objeto de tal manera que ya no necesitamos conservarlo. La caja “Tesoro o Fogata” me mira de reojo y espera que determine su destino.



Cuando me pongo tan cursi y nostálgica merezco una patada en el culo de cada uno de ustedes. Qué asco.
14 ene. 2008

postheadericon Qué tren?



Le conté mi historia del viernes pasado. Como él tiene talento para la escritura se ofreció a versionarla. Y yo acepté encantada.

A partir de aquí algunas salvedades.

Claro que la estación en la que subí no era Juan B. Justo, ni estaba leyendo ese libro, ni siquiera iba a encontrarme con un grupo de la Facu en Jhon Jhon. No es necesario aclarar que mi nombre no es Mariana. La realidad es que soy muy perseguida y le pedí que cambiara algunos datos.

El chico del tren no se llamaba Marcelo. Si ese fuera el caso me hubiera visto obligada a preguntar “Qué Marcelo?” y todo hubiera terminado de otra manera.

A pesar de todos sus esfuerzos, el pibe sólo la pegó con una adivinación: Yo quiero que me traigan el sustento día a día.

El lector perspicaz (o apenas avispado) pondrá especial atención al reto por no acudir telefónicamente al escritor cuando me encontraba en problemas.

Lo único que le faltó incluir en el relato es que antes de subirme al taxi y despedirme de “Marcelo” se nos acercó un hombre de muy buena apariencia, que tomándonos del brazo y mirándonos con dulzura nos dijo: Ustedes saben que si tienen sexo antes de las 12 de la noche se mueren, no?

Así terminó todo. En realidad la velada no terminó precisamente ahí, pero el resto de la noche incluye bloggers famosos, así que mejor me callo.

Pasen y lean.
10 ene. 2008

postheadericon Pate


Somewhere along the way I think I gave you the power to make me feel the way I thought only my father could.

Que tengas una treintena de años (o que seas una grandota boluda) no te prepara para escuchar de tu padre la siguiente revelación:
- Yo ya abandoné las expectativas de que seas La Peque que yo hubiera querido. Desperdicias tus capacidades pero te amo.

Qué zorro choto él.
Qué perra ingrata yo.

Qué difícil abandonar la sombra de Papá Superman.

Soy inocente

A veces yo soy yo.
Y lo que digo es mi disfraz.

Todo lo que escribo en este blog puede no ser correcto, exacto, real o actual. Ante cualquier duda: niego todo, pido careo.

Hablas de mi?

Heme aquí llegada a los 30 años y nada se aún de la existencia. Lo infantil tiende a morir ahora pero no por ello entro en la adultez definitiva. La idea ya no me parece tan imposible. Tampoco renunciar a ser un ser excepcional (aspiración que me hastía). Pero aceptar ser una mujer de 30 años… Me miro en el espejo y parezco una adolescente.
Muchas penas me serían ahorradas si aceptara la verdad.
A. Pizarnik

Lo dice Yoda...

Size matters not. Look at me. Judge me by my size, do you? Hmmmm?. And well you should not. For my ally in the Force. And a powerful ally it is. Life creates it, makes it grow. It’s energy surrounds us and binds us.

About Me

Mi foto
Mínima
mínimo, ma. (Del sup. de pequeño; lat. minimus). 1. adj. Tan pequeño en su especie, que no lo hay menor ni igual.
Ver mi perfil completo

Humor Gráfico en

Humor Gráfico en
Revista Victoria Rolanda

Mini Imágenes

www.flickr.com
Elementos de cuerposminimos Ir a la galería de cuerposminimos

I want...

I want...
Is this a problem?