20 dic. 2006

postheadericon La pena (mi amiga puta)


Tengo una pena chiquita pero honda guardada en mi cuerpo. Es una pena dulce, pícara y satisfecha.

Va cambiando de ubicación, en sus mejores momentos me hace cosquillas en la boca del estomago, en los peores, me destroza la garganta.

Cuando se aburre de estar adentro la invito a caminar al lado mío por la calle que me separa de la estación de tren o la siento a leer sobre mi hombro en el subte. Si voy al supermercado sin compañía no espera que le de permiso, sale desbocada y me hace piquete de ojos con la firme intención de que no la pueda ocultar.

A veces me sorprende en la cama en medio de mi cuerpo y del cuerpo que hoy es mi compañero, y no puedo hacer otra cosa que contarle a ese cuerpo tierno de mi pena y él que quiere entenderme pero no puede y él que te odia, me cuenta que en ocasiones te tiene cariño porque sos parte de mi.

He confeccionado múltiples métodos para mantenerla escondida un par de días, pero mi pena es díscola e inquieta y siempre se las arregla para escaparse, entonces yo la acaricio un ratito y la cago a pedos otro rato (que ya no es ratito), y la guacha es tan parecida a vos que me sonríe con satisfacción y entra.

Mi pena tiene tu nombre y apellido.

4 retorcidos me contradicen:

Amperio dijo...

Miéntale que la va a llevar de viaje, compañera. Envuélvala en un papelito impermeable y tírela en el inodoro, pero no aprete el botón.
Ahora, si en un par de horas ve que la extraña, rescátela, séquela cuidadosamente y guardela en algún lugar querido.
Visítela de vez en cuando y dígale que no se va a olvidar de ella. Ambas pueden llegar a ser felices así.

(Esta receta despenadora no es original. Me la contó el Alfredito Mamaní un día que volvió bien pero bien fumadito y un poquito metafísico)

UAP, Compañera Pequeñita.

Agustín dijo...

Tratá de conducirla hacia la zona caudal*, así cuando está cerca de ver la luz, paffff! la evacuás (cagás).

Igualmente yo creo que la debés estar guardando a propósito, como atesorandola. Como si la vida fuera un palmarés que hay que llenarlo con glorias y también con penas.

Salú!

*zona cefálica=cabeza
zona caudal=cola

cp dijo...

deja la penapor un rato, metida en un cajon y sali a emborracharte

que la pases lindo besos cyn

Dragonfly dijo...

Pues decile a DOÑA PENA!! que se vaya mucho ala chingada y que te deje en paz "Hay otro en su lugar" Es difícil... como si no lo supera yo, pero imposible no lo es y el gusto dulce y embriagador que deja el saberse libre de esa PENA es el mejor ORGASMO para liberar el alma.

Besos nena!!!

Que tengas felices fiestas, se te quiere en Costa Rica y estoy segura que en un mon´ton de lugares más.

Más besos ;)

Soy inocente

A veces yo soy yo.
Y lo que digo es mi disfraz.

Todo lo que escribo en este blog puede no ser correcto, exacto, real o actual. Ante cualquier duda: niego todo, pido careo.

Hablas de mi?

Heme aquí llegada a los 30 años y nada se aún de la existencia. Lo infantil tiende a morir ahora pero no por ello entro en la adultez definitiva. La idea ya no me parece tan imposible. Tampoco renunciar a ser un ser excepcional (aspiración que me hastía). Pero aceptar ser una mujer de 30 años… Me miro en el espejo y parezco una adolescente.
Muchas penas me serían ahorradas si aceptara la verdad.
A. Pizarnik

Lo dice Yoda...

Size matters not. Look at me. Judge me by my size, do you? Hmmmm?. And well you should not. For my ally in the Force. And a powerful ally it is. Life creates it, makes it grow. It’s energy surrounds us and binds us.

About Me

Mi foto
Mínima
mínimo, ma. (Del sup. de pequeño; lat. minimus). 1. adj. Tan pequeño en su especie, que no lo hay menor ni igual.
Ver mi perfil completo

Humor Gráfico en

Humor Gráfico en
Revista Victoria Rolanda

Mini Imágenes

www.flickr.com
Elementos de cuerposminimos Ir a la galería de cuerposminimos

I want...

I want...
Is this a problem?